2010/09/02

Ganar al ganador


Otro relato escrito por Patxi Irurzun 
tuve el honor de ilustrar.
Gracias, Patxi, por permitirme publicarlos.
---------------------------------------------
Los viernes al mediodía, después del colegio, íbamos a “El Moreno”, un pequeño kiosko de chucherías cerca de la puerta principal de la Plaza de toros. Aquel era el día en que el dueño solía tirar a rebuche caramelos o premiar con ellos al que superara las pruebas que organizaba.

—Un chupachús Kojack para el primero que traiga diez pilongas– por ejemplo.

Era como una especie de promoción publicitaria de su kiosko, y no le iba mal, porque en la misma acera de enfrente al colegio había otro kiosko que más bien parecía la caseta de un perro, de un buldog, como llámabamos a la vieja que lo regentaba y que a pesar de su posición estratégica (casi en la misma manzana se contaban ¡tres colegios!) no se comía una rosca.
Todos los niños preferíamos a El Moreno, porque cantaba jotas un poco guarrindongas, siempre andaba gastando bromas, y, los viernes por la mañana, regalaba chucherías.

Una de sus pruebas preferidas era la carrera alrededor de la Plaza de Toros. El premio para el ganador era una pasta marrón con azucar glas, una bolsa de pipas Facundo de las de duro, una bolsa de ositos de goma …

Y sin embargo nunca se apuntaban demasiados corredores, porque el premio era de los gordos pero único, no había otros de consolación, por ejemplo, un chicle Cosmos, de los negros, o una aspirina Bambino, con la que calmar los sudores, el sofoco de la carrera, que, total, siempre ganaban los mismos.

Entre estos se encontraba mi compañero de clase Gilito (no es que estuviera forrado, simplemente se apellidaba Gil y era pequeñito), que siempre llegaba el primero los croses en la clase de gimnasia.

Yo sólo conseguí ganarle una vez, uno de aquellos viernes por la mañana.

Aquel día llovía a cántaros y solo se atrevieron a correr dos o tres, así que me animé: Gilito resultaba imbatible en las distancias largas (al principio Gilito era unas pantorrillas musculosas, después una manchita que se iba haciendo cada vez más pequeña y luego ya nada) pero en la vuelta a la Plaza de Toros alguna que otra vez había estado a punto de palmar y a los otros yo ya les había ganado alguna vez.

Empezamos a correr muy deprisa. Uno resbaló en la primera curva y se cayó. Gilito y otro pegaron un tirón. A mitad de camino, al pasar por la Media Luna, donde el parque de bomberos, me llevaban 20 metros. Después Gilito dejó atrás al que le acompañaba. Se había quemado, y no tardé en alcanzarle. La distancia entre Gilito y yo se mantenía y ya se veía “El Moreno”, pero de repente me fijé que él meneaba la cabeza, como un péndulo y parecía moverse como en la moviola. Aceleré. Parecía que iba a ahogarme pero Gilito cada vez estaba más cerca, más cerca…Le adelanté. Él me miró de reojo. Su cara parecía un tomate espachurrado. Yo seguí adelante, un poco avergonzado, como si estuviera haciendo algo que no debiera.. Cuando llegué al Moreno estaba agotado. Me caí de rodillas sobre un charco y vomité.

Daba igual: había ganado. Le había ganado a Gilito (aunque el lunes me enteré de que tenía una anemia muy gorda). El Moreno me regaló un caramelo grande y gordo de frutas, relleno, que guardé en el bolsillo como una medalla olímpica.

Al llegar a casa, sin embargo, cuando lo desenvolví, resultó que él caramelo era en realidad un pedrusco. El Moreno era un bromista. Y ganar al ganador no resultaba fácil. Vaya gracia.

Aquel viernes la vieja con cara de bulldog ganó un cliente.

Iruzkinak. Bota hemen zurea:

0 iruzkin. Gehitu zurea:

Argitaratu iruzkin bat

Blog hau DoFollow eskolakoa da. Komentatzen ez duzun bakoitzean, Anne Geddesek beste nini bat betirako traumatizatzen du.

Éste es un blog DoFollow. Cada vez que no comentas, Anne Geddes traumatiza de por vida a otro bebito.

Copyleft - Exprairen edukinen lizentzia

Creative Commons-en baimena Webgune honen edukina, beste izen batez sinatuta agertzen ez bada, honako lizentziaren pean aurkitzen da: Creative Commons Aitortu-EzKomertziala-LanEratorririkGabe 3.0 Unported License. >>>>> El contenido de este blog, salvo los casos en que se reconozca otra autoría, se encuentra publicado bajo la siguiente licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
HostGator promo code