2010/11/18

20-N


Otro relato escrito por Patxi Irurzun 
que, al igual que otros publicados en este blog,
tuve el honor de ilustrar.
Gracias, Patxi, por permitirme publicarlos.
--------------------------------------------- 

…es lo que pasa, tron, que la peña es que no se da cuenta del mérito que tiene ser nazi. Porque yo soy nazi, eso para empezar, que hay que tener los cojones bien puestos para reconocerlo, y además que hace falta, tío, que los nazis de verdad tenemos que decirlo, porque si no, ya ves, ahora han empezado a llamar así a especies inferiores, por ejemplo el otro día le oí decir a uno de esos progres de mierda que cómo cambiaban las cosas, que si ahora eran los israelitas los que se comportaban como nazis con los palestinos, no me jodas, hombre, ya lo que faltaba, un judío nazi ¿a dónde vamos a llegar?

Por eso yo creo que no hay que avergonzarse, joder, que es importante que la peña cuando nos vea nos distinga de todas esa chusma y diga “mira, una nazi como dios manda”. Por ejemplo, no soporto a esos rajados que se dejan crecer el pelo cuando los ligais, para parecer niños buenos en el juicio, ¿pero de que van? Yo es que nunca dejo que me asome ni un milímetro. En cuanto empieza a picarme la calvorota me pongo enfermo, pienso que es de los malos rollos en la cabeza, que son las ideas que me vienen y que empujan para fuera, porque ya te digo, esto de ser nazi es jodido, todo el día aguantando que se metan contigo, y a veces dan ganas de mandarlo a tomar por culo, y ¡hala!, a lo fácil, a hacerse el bueno, el enrollado, que si que pobrecitos los de las pateras, los moritos… No me jodas. Menos mal que todavía quedáis algunos que entendéis que en realidad esto no lo hacemos porque si, ni porque nos guste, sino porque porque alguien lo tiene que hacer, alguien tiene que sacar la basura fuera ¿o no?

Bueno, a lo que iba, el caso es que yo en cuanto me noto que me empiezan a picar la calvorota me paso la maquinilla, y de paso me hago a la idea de que también me rebano todas esas ideas que a veces se me cuelan en la cabeza, por ejemplo, cuando me pregunto si un negro no será un tío como yo, si yo no podía haber nacido en una choza en medio de Africa… Y eso si que no, así que nada, a afeitarse, por fuera, y por dentro también, que a veces pensar mucho es malo, te vuelves loco, se te revuelven en la cabeza hasta las cosas que son de cajón, por ejemplo, por la misma regla de tres, lo de los negratas, también yo podía haber nacido maricón, y eso si que no, eso no es normal, cómo le va a gustar a un tío otro tío, eso ya es vicio… A mi las mariconas es que me dan mucho asco, pero eso si, no me parecen los peores, con ellos al menos sabes de qué van, los ves, ves el charco de aceite que van dejando, y les puedes zumbar fácil, aunque cada vez son más, por eso te decía que ser un nazi no es fácil, porque sales a la calle y no ves más que gentuza, mendigos, sidosos, chachos…, y pararte a darles de hostias a todos es muy cansado, son como ratas, no puedes exterminarlas de uno en uno, harían falta unos cuantos campos de exterminio, aunque ahora haya otros achantados que van de nazis pero dicen que era puta bola, que los campos nunca existieron, no te jode.

Pero bueno todos esos, las mariconas, los pobres, los negros, ya te digo, por lo menos sabes de que van, los ves, los peores son los otros, los rojos, que a muchos ya los calas, por los pelos, o las gafitas redondas esas, pero hay otros que no hay manera, no puedes meterte en su cabeza y ver que porquería llevan dentro.

Es un poco como vosotros, los maderos, lo vuestro también tiene cojones, cuando os hace falta una ayudita bien que nos pegais un toque, pero después si teneis que salvar el culo no os cortais un pelo. Que a mi no es que me importe, a esos del gaztetxe les tengo unas ganas de la hostia, y yo les quemo encantado la barraca, como me pides, que, aparte, para eso estamos a 20 –N, pero luego no vaya a ser como cuando le pinchamos al vasco aquel en el fútbol, que en cuanto se pusieron las cosas un poco feas ligasteis a dos o tres y se comieron todo el marrón… Que si, lo que quieras, que tenemos carta blanca, que te lo puede haber jurado hasta el ministro del interior, pero como esta vez nos vendáis ya os podeis olvidar de más movidas, a partir de ahora las palizas, las ruedas pinchadas, toda esa mierda os la tragáis vosotros, y así a ver si también empezais a dar la cara. Tampoco sería tan raro. Después de todo, tron, todos estamos en el mismo barco ¿o no?


Iruzkinak. Bota hemen zurea:

0 iruzkin. Gehitu zurea:

Argitaratu iruzkina

Blog hau DoFollow eskolakoa da. Komentatzen ez duzun bakoitzean, Anne Geddesek beste nini bat betirako traumatizatzen du.

Éste es un blog DoFollow. Cada vez que no comentas, Anne Geddes traumatiza de por vida a otro bebito.

Copyleft - Exprairen edukinen lizentzia

Creative Commons-en baimena Webgune honen edukina, beste izen batez sinatuta agertzen ez bada, honako lizentziaren pean aurkitzen da: Creative Commons Aitortu-EzKomertziala-LanEratorririkGabe 3.0 Unported License. >>>>> El contenido de este blog, salvo los casos en que se reconozca otra autoría, se encuentra publicado bajo la siguiente licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
HostGator promo code