2011/03/14

Justicia poética


Otro relato escrito por Patxi Irurzun 
tuve el honor de ilustrar.
Gracias, Patxi, por permitirme publicarlos.
--------------------------------------------- 

Aquella noche el subinspector, como no estaba de servicio, había bebido diez o doce cubatas, en lugar de la media docena que se echaba al coleto cuando tenía que “apatrullar” la ciudad. Se sentía como dios, igual porque dios es un cabrón y un facha de la hostia –por decirlo en términos religiosos–. También estaba un poco cachondo, el subinspector. A veces se palpaba debajo de la riñonera y no estaba seguro de si aquella dureza era su polla o su pistola.

A eso de las diez entró al bar, sola, la Mari, quien aunque sólo tenía 13 añitos era un poco putilla, como todo el mundo decía, el primero de todos el Kevin, su novio:

—Sácame un lingotazo, que esta tarde la chavala me ha dejado secas las pelotas– acostumbraba a saludar.

El novio de la Mari era un dechado de caballerosidad y discreción.

Aquella noche el subinspector, después de imaginarse una escena lésbica entre ella y la máquina de tabaco, cuando ésta le dio las gracias con aquella voz de calientapollas que tanto le ponía, salió tras los pasos de la Mari. Si él Kevin era un caballero él un intelectual, siempre dándole vueltas a la cabeza, con la particularidad de que la suya la alojaba entre las piernas, al final de su queridísima polla (¿o era su pistola?).

Fue con esta última con la que amenazó a la Mari, en mitad del descampado que debía atravesar para llegar hasta su bloque, antes de violarla, allá mismo, sobre un colchón destripado, arrojado entre latas oxidadas, escombros, y un yonki muerto. Mientras lo hacía en su cabeza bailaban al ritmo del himno nacional, palabras como ley, orden…: ¿Que se creía aquella desagradecida, que podía tirarse a medio barrio y rechazarle a él, que se jugaba la vida cada noche para salvarle de fiambres sidosos como aquel, y de los moromierdas, las mariconas, los batasunos…?

Meses después mientras el subinspector se sentaba en el banquillo de los acusados y escuchaba su sentencia (reunidos los magistrados acuerdan desestimar los agravantes de, primero, vulnerabilidad “porque la víctima ya tenía 13 años cumplidos unos meses antes de los hechos y no se trata de una persona absolutamente inexperta en el tema de la sexualidad, pues, según se puso de manifiesto a lo largo de la causa, había mantenido plenas relaciones sexuales con anterioridad a los hechos”, segundo, intimidación, puesto que “el factor relevante para la aplicación de este precepto no sería el instrumento sino el uso que el sujeto haga del mismo”, y tercero, descampado porque “el delito necesita para ser realizado de un alejamiento de cualquier tipo de publicidad”), mientras comprobaba que todavía resplandecía un brillo de justicia sobre aquel mundo al revés en el que los polis acababan en la cárcel, el subinspector se hizo un paja del gustirrinín, con tan mala fortuna que en lugar de a si mismo esta vez acarició el gatillo de su pistola, volándose la cabeza, que en su caso, recordemos, se encontraba entre las piernas, y alcanzando con todo el veneno de sus testículos, el mismo que había derramado entre las piernas de la Mari, al excelentísimo señor juez en mitad de la frente, en una suerte de justicia poética.


Iruzkinak. Bota hemen zurea:

0 iruzkin. Gehitu zurea:

Argitaratu iruzkina

Blog hau DoFollow eskolakoa da. Komentatzen ez duzun bakoitzean, Anne Geddesek beste nini bat betirako traumatizatzen du.

Éste es un blog DoFollow. Cada vez que no comentas, Anne Geddes traumatiza de por vida a otro bebito.

Copyleft - Exprairen edukinen lizentzia

Creative Commons-en baimena Webgune honen edukina, beste izen batez sinatuta agertzen ez bada, honako lizentziaren pean aurkitzen da: Creative Commons Aitortu-EzKomertziala-LanEratorririkGabe 3.0 Unported License. >>>>> El contenido de este blog, salvo los casos en que se reconozca otra autoría, se encuentra publicado bajo la siguiente licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
HostGator promo code