2015/04/16

San Fermin 2015: Carteles Finalistas


Hoy se han dado a conocer los 8 carteles finalistas que concurren para anunciar las fiestas de San Fermín de 2015. Así pues, con una sonrisa en mis morros voy a soltar la chapa que ya me he impuesto como tradición, que no como traición a estos 8 autores o autoras.

Aunque no sea una explosión desaforada de color, me alegra cómo poco a poco van entrando más tonos junto a los típicos blanco, rojo y negro. Igualmente, además de encierros y toros (en la mitad de los finalistas de este año), otras imágenes se han hecho sitio: Elementos de la Comparsa aparecen en 4 ocasiones, la imagen del santo en un par de carteles y el txupinazo en uno de ellos. Vemos que la gente va tomando más protagonismo que en los últimos años y encuentra otros escenarios aparte del encierro.



1. La despedida de los gigantes. La Comparsa de Gigantes copa el cartel. En una vista cenital se muestran las figuras circulares que hacen al bailar, en un modo muy esquemático. Para el público pamplonauta puede ser muy atractivo, seguro. Al tiempo, el carácter internacional de la fiesta puede llevar a pensar que no es suficiente para reflejar toda la esencia sanferminera (cuando los gigantes se supone que se hicieron para representar a todo el mundo). Estéticamente me gusta, pero se me queda un poco corto. Tal vez porque no me parece muy elaborado tipográficamente. Hay que reconocerle cierta valentía. Aporta nuevos colores al imaginario cartelero y un punto de vista más familiar. No creo que gane, pero puede quedar en los primeros puestos.


2. San Fermin Pamplona Lovers. Cartel de diseño con título en inglés. Todos los años hay alguno de este estilo, y no aún no comprendo la lógica de estas elecciones. Como en los de su línea, presenta un motivo central –el santo, en este caso– pero, como ocurre con los de su escuela, es más un logotipo que un cartel. Este con aspecto de diamante se atiene a una estructura clásica –incluido el uso del color– y simétrica. No me llega a satisfacer y no le auguro un largo recorrido. Es curioso, sin embargo, como aúna las imágenes del santo y la estructura de la ciudadela de Pamplona, haciendo de uno de sus baluartes una mitra. ¿De ahí le viene el título? Será pasto de las críticas facilonas de todos los años. La sencillez no siempre se comprende.


3. Kilikón. El pictórico de este año. Esta subsección suele tener su representante año tras año y hay un público que lo agradece y estima. No sé si es la proporción, la perspectiva o es el efecto que se buscaba. Es de suponer que hay una intención. Al margen de la composición, me gusta lo que tiene de burla al poder, que es algo inherente a los kilikis, pero me hace gracia verlo tan explícitamente en un cartel. Caravinagre es un icono agradecido para los cartelistas y también para la población. Esto le proporcionará votos, pero no sé si los suficientes.


4 Ciudad abierta / Hiria zabalik. Otro cartel simple, sin que la simplicidad sea un demérito. Muy naïf en su composición, en el uso del color y en su factura, pero con mucha personalidad. La tipografía conjuga perfectamente con la imagen, pero ese juego gráfico buscado en los brazos-cuernos me resulta peligroso: no consigo apartar la imagen del ciervo –o alce– una vez lo he visto y el efecto me resulta chirriante. ¿A alguien más le pasa? Es un cartel sin artificios. Nota: ha tenido el detalle de presentarlo bajo un título bilingüe, a pesar de que titularlos es un mero trámite administrativo que no tiene mayor recorrido.


5. Urdin gorri. La composición y el trazo de este me han encantado. Siempre he sido muy fan de este estilo retro, pero es que además ha tenido la osadía de añadir un cuarto color a la tríada eterna. Un color no especialmente sanferminero, además. El azul le da una personalidad especial. Tipográficamente es muy coherente con el estilo de la ilustración y el conjunto transmite muy bien el caos y la locura de las fiestas. Mezcla gente, toros y kilikis a lo loco, en un resultado equilibrado. Sería mi favorito. Es directo, con un punto de atrevimiento (sin llegar a pasarse), fresco, animado y muy divertido. Me recuerda a los carteles de multicopista de hace décadas, con ese toque underground tan salado. Como curiosidad, y en relación al anterior, es el único que presenta título en euskera.


6. 8 días de rojo y blanco. Me parece un gran cartel. Todo está en su sitio y ese gris está planteado muy finamente para conjugarlo con los tres colores de siempre. Muestra mujeres, cosa no muy habitual, pero me fastidia un poco que el tema sea clásico y repetitivo –es lo que tienen estas fiestas–. Es difícil salirse de ahí, pero no imposible por lo que estamos viendo. El alboroto de la imagen me parece muy bien ordenado, aunque no faltará quien dé la brasa con que esto lo hace su sobrinica. Muy majo, pero puede parecer muy visto.


7. Mogollón. El cartel. En un concurso de carteles, este es el más cartel de todos. Me encanta como conjuga la imagen con los circulicos que recogen la información. Comparado con el resto, éste invita a una contemplación reposada, para deleitarse en los detalles. Pide una lectura reposada de las pequeñas historias que cuenta, además de llamar la atención. Puede atraer a varios públicos diferentes, como ya los muestra en sí mismo. Puede que no sea un cartel muy festivo –en el más amplio sentido–, pero recoge uno de los actos que más gente concentra. Ese carácter tan marcadamente religioso podría restarle algunos votos pero en Pamplona, como en Sevilla, las devociones pueden aparecer donde menos te lo esperas. Tal vez por eso mismo me guste el uso del color, porque se cubre todo de un manto tirando a sepia. A pesar de que el tema del cartel no me convence –tengo que relegarlo al puesto siguiente al nº 5–, es el que más me gusta. La ilustración me parece estupenda, con un trazo muy amable y muy simpática.


8. Estallido y recompensa. No pillo el título: Estallido, vale. Pero ¿la recompensa? El rabo de toro es la recompensa? Sin que un título puramente burocrático me condicione diré que este es el que menos me motiva como cartel. Txupinazo y toro, sí. Sí, pero… Y he de reconocer que compositivamente me gusta, muy dinámico, con los elementos colocados con criterio, unas tipografías bien empleadas… No le veo pegas, la verdad, pero hay algo en su totalidad que no me convence. Tal vez porque los motivos y los colores me lo hacen muy conocido y con sabor a visto.

Y hasta aquí lo referente a 2015. No importa lo que diga o deje de decir porque nunca acierto, así que me abstendré de hacer pronósticos. Total, los votos tienen la última palabra. Reconozco que, seguramente, si mañana tuviera que volver a detallar lo que me sugieren contaría otra serie de cosas. Pero nunca lo sabremos. Sí que agradecería que dejarais vuestras opiniones en los comentarios.


Iruzkinak. Bota hemen zurea:

1 iruzkin:

  1. Uno de los carteles finalistas de San Fermín no cumple las bases
    http://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20150416/uno-de-los-carteles-finalistas-de-san-fermin-no-cumple-las-bases

    ErantzunEzabatu

Blog hau DoFollow eskolakoa da. Komentatzen ez duzun bakoitzean, Anne Geddesek beste nini bat betirako traumatizatzen du.

Éste es un blog DoFollow. Cada vez que no comentas, Anne Geddes traumatiza de por vida a otro bebito.

Copyleft - Exprairen edukinen lizentzia

Creative Commons-en baimena Webgune honen edukina, beste izen batez sinatuta agertzen ez bada, honako lizentziaren pean aurkitzen da: Creative Commons Aitortu-EzKomertziala-LanEratorririkGabe 3.0 Unported License. >>>>> El contenido de este blog, salvo los casos en que se reconozca otra autoría, se encuentra publicado bajo la siguiente licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
HostGator promo code